terça-feira, 5 de abril de 2011

El FMI impulsa su plan para imponer una nueva moneda mundial



(¡¡¡VIVA LA MONEDA MUNDIAL!!!)

El Fondo insiste en su idea de sustituir el dólar por una nueva divisa internacional, los SDR. El Nobel Stiglitz defiende esa misma idea.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) celebró una importante reunión a puerta cerrada el pasado 8 y 9 de marzo, a la que sólo se pudo asistir previa invitación, en su cuartel general de Washington bajo el título Macro and Growth Policies in the Wake of the Crisis.

La principal conclusión es la intención del FMI de crear una moneda de reserva mundial bajo su control, en forma de los ya existentes SDR-Special Drawing Rights, Derechos Espaciales de Giro (DEG, en español)-, una antigua aspiración de esta institución, formados por una canasta de diversas monedas y materias primas.

Ya en 1944, durante los acuerdos de Bretton Woods, el ideólogo y creador del FMI, el economista John Maynard Keynes, quería crear una moneda mundial que se impusiera a todos los países y sus ciudadanos. Para ello se fundó el FMI y un sistema con una moneda de reserva mundial, pero la influencia estadounidense, al convertirse en la principal potencia militar tras la Segunda Guerra Mundial, hizo que el dólar se convirtiera en la divisa de reserva internacional por excelencia en lugar de los SDR.

Sin embargo, el FMI no ha perdido la esperanza de obtener el control de todo el sistema monetario, como queda reflejado en las palabras del economista Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía. Este economista considera que una de las recetas para evitar grandes crisis como la actual en el futuro consiste, precisamente, en imponer dicha divisa mundial.

Pese a todo, la implementación de tal propuesta no es tarea fácil. La capacidad de influencia del FMI para imponer una moneda mundial bajo su control no está asegurada, sobre todo después de que sus intervenciones en muchos países emergentes haya causado más daños que beneficios, incrementando así la desconfianza hacia esta institución. Las recientes reuniones del FMI con dirigentes y personalidades influyentes de casi todos los países buscan, precisamente, recuperar esa influencia política perdida para poder seguir avanzando en sus objetivos.
….
Soluciones

Por último, Stiglitz está últimamente centrado en promocionar la idea de traspasar al FMI el control monetario mundial. Un sistema muy similar al actual, pero sustituyendo al dólar por la moneda del FMI, el SDR. El objetivo parece consistir en lograr así más inflación monetaria, y para ello aboga poraumentar el volumen de SDR's por valor de 390.000 millones de dólares durante cada uno de los próximos tres años. 

Las subidas de precios, principalmente de los alimentos y la energía, que se están dando en los últimos meses no parecen preocupar en exceso al economista, más bien al contrario.

De llegar a aplicarse este plan, el FMI se encargaría de decidir qué política monetaria debe seguir el mundo entero. El problema es que, dada la experiencia de los sistemas monetarios de control centralizado y la propia ideología del FMI, se trata de una propuesta claramente inflacionaria, tal y como explica el propio Stiglitz. Sin embargo, aún está por ver la influencia internacional del FMI para imponer un sistema monetario de estas características bajo su control. Por el momento, el G-20 acordó la pasada semana incluir la moneda china, el yuan, en la cesta divisas del Fondo (SDR), lo cual es un paso más hacia la internacionalización del yuan y la futura e hipotética sustitución del dólar.
Por último, según Stiglitz, también es necesario seguir aumentando el gasto público en todo el mundo, a pesar de los problemas de endeudamiento que presentan numerosos países desarrollados. En este sentido, el economista está en línea con el banco Goldman Sachs y el también Nobel Paul Krugman, que defienden igualmente incrementar el gasto de los gobiernos.

Nota: Cuantas veces no hemos oído de hablar de este tema… una “MONEDA MUNDIAL”, no importa quién lo imponga (EEUU-UE-FMI-BM-ONU) porque la agenda es la misma, y todos trabajan con el único objetivo de un gobierno mundial. Es decir un Nuevo Orden Mundial donde todos seremos esclavos o ricos, un mundo post comunista-medieval donde solo existirán dos bandos los ricos que no pagan impuestos y que viven del enchufe político para sus propios beneficios, y la gran marea de pobres que viven esclavos de sus deudas gracias a las leyes del mismo bankierno que nos gobierna y que es lo que presenta apocalipsis 13 como escenario final de los eventos mundiales.

¿Qué nos traerá esta moneda única?

1-Pues un monopolio sobre la moneda...

2-se acabó el libre mercado ya que el mundo estaría completamente uniformado gracias a la total globalización, y todos nosotros seriamos piezas de repuesto de una gran megacorporación mundial.

3-Viva la inflación perpetúa y con ello la pobreza al mejor estilo haitiano y africano, un escenario ideal para que las corporaciones comerciales que operan bajo la marca registrada de la religión impongan su doctrina social, de todas maneras nosotros, los hombres somos un “bien común” con lo cual se comercia también en bolsa.

4-Adios al mundo libre, bienvenido los tenebrosos tiempos medievales con sus reyes, sus príncipes y sus prelados, junto con los siervos de la gleba.

Esto es por lo que están trabajando estos líderes mundiales que nadie eligió. El fin está aquí, y aunque no lo puedan creer hay un tiempo que está en descuento para la venida de Cristo.

Nenhum comentário:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...